TRANSLATE THE BLOG

viernes, 18 de marzo de 2016

Sri Lanka 210km 6 etapas, toda una aventura con final feliz


Según el Real Diccionario de la Lengua, correr es andar rápidamente y con tanto impulso, que entre un paso y otro, los pies quedan por un momento en el aire. Muchas personas, cuando le hablas de correr, solo lo relacionan con esta acepción, sin más. Para mí, el correr, es mucho más. Es viajar, soñar, conocer otras culturas y personas, recorrer y admirar paisajes, plantas y animales, es sencillamente vivir, crecer con mayúsculas. Y eso es sencillamente lo que he hecho durante estos seis días, recorriendo parte de la isla de Sri Lanka. Atrás quedaba la espectacular vivencia que tuve en los 200km por Bután, en pleno Himalaya, en 2013. Este año volvía a hacer un ultra por etapas en Asia y en un destino al que le tenía muchas ganas.
Las casualidades no existen y para animarme aún más, 3 grandes corredores como Xavi Marina, Jaume Terés y Tony Andrades se unían a la aventura. Así que no podía decir que no a embarcarme en esta nueva aventura y el pasado enero empezaba a preparar este nuevo reto. Que mejor que seguir ayudando a otras personas y esta vez a través de un buen amigo cuya esposa sufre de fibromialgia, me pareció buena idea el apoyar a estas personas de alguna forma, así que me puse en contacto con la Asociación de Fibromialgia de Segovia (Fibrose) y nos dispusimos para difundir un mensaje de apoyo plasmado en la equipación.


El viernes 4 aterrizaba en Colombo después de 12h dispuesto a prepararme para arrancar la segunda edición de The Wild Elephant Trail, 210km repartido en seis etapas: 35, 37, 41, 52, 32 y 13km con la subida final a Sigiriya Rock, patrimonio de la Humanidad, y en autosuficiencia.
Día de check-in, entrega y revisión de material y cena de bienvenida, que dió paso al sábado 5, en el que fuimos trasladados al Camp 1 junto al Templo Yapahuwa, a 150km al este de Negombo, en el corazón verde de este increíble país.
Últimos preparativos, y revisión del equipo para la primera etapa que se completó con una visita al templo, con monos macacos incluidos intentando robarnos cualquier objeto.

El domingo 6 a las 7:30 y después de la preceptiva bendición por parte de dos monjes budistas y los cánticos del himno nacional de Sri Lanka por parte de 3 chavales, arrancamos a correr, a un ritmo no muy fuerte, pero dispuestos a ir en cabeza desde el principio. Al llegar al km 10 no voy bien, cansado y con algo de fatiga, la aclimatación ha sido demasiado rápida y corta, sin tiempo para asimilar el calor y humedad imperante y continua. Alcanzo a Xavi, que va mal también y vamos juntos hasta el km 20, donde las náuseas me han ido a más y acabo vomitando fuerte varias veces...mi participación pende de un hilo, la deshidratación y el golpe de calor están cerca y no puedo dejar que ocurra. Me siento, cojo aire, y bebo a pequeños sorbos, y así, comienzo a subir, y poco a poco voy recuperando, sin dejar de beber. Al final entramos los cuatro españoles juntos en meta, una meta situada junto a un templo de Sasseruwa, donde visitamos capillas con pinturas antiguas y un gran buda milenario esculpido en la roca y otro durmiente dentro de una capilla. Toca baño en el lago que hay junto al vivac y recuperar energías con la cena.

La estrategia, después de la novatada del primer día queda muy clara, para mí y Xavi. Control absoluto del ritmo y una férrea disciplina de hidratación y toma de sales será fundamental para el éxito en la segunda y sucesivas etapas. El calor de cada día ronda los 40ºC y una humedad del 80% que hace que entre cada check point(10km) consuma alrededor de 1,5L.
Así fuimos con ritmo constante, cogiendo corredores, hasta llegar al tercero, Alwin Maas, un experimentado corredor sudafricano, duro de pelar, que desde ese día y con una ventaja de más de media hora, que consiguió el primer día, se pegó a nuestra estela, hasta entrar en meta tras 37km.


Cae la noche en una aldea en mitad de la selva, calor, mosquitos y seguimos durmiendo mal. Cena, cerveza y conversaciones al anochecer hacían más amena las tórridas noches en el trópico.
El martes tocaba la segunda etapa más larga, 41km, con variedad de terrenos: pistas, carretera, selva, ruinas y campos de cultivo. La etapa empezó como acabó la previa, con Alwin a rueda y el binomio español, yo y Xavi, controlando ritmos para asegurar las etapas. Vamos tercero, cuarto y quinto. Después de 30km, el cuerpo va cansado y se despliega ante nosotros las montañas Ritigala, con sus ruinas del siglo V, tipo Indiana Jones, engullidas por la jungla, e incluidas en el último tramo. Xavi y Alwin se me van en la subida, voy cansado, y los últimos 3km de bajada aprovecho para recuperar algo de tiempo.

Había llegado la hora de forzar la máquina y arriesgar para intentar recuperar tiempo y dejar atrás a Alwin. Así en la etapa reina de 52km, y en el 2º checkpoint llegó el momento.




 Mientras el sudafricano repostaba sales, nos decidimos a atacar y dejarlo atrás, apretando el ritmo durante los siguientes 10km, consiguiendo dejarlo atrás. Llegando al 3º puesto de control, nos enteramos que el corredor local Sanah había quedado descalificado por haberle cogido in fraganti subido a una moto. Ya había sospechas entre corredores y organización, y ahora todo se confirmaba, una pena que haya gente dispuesta a todo.

Xavi y yo estábamos en puesto de podio y la motivación subió al máximo. Así apoyándonos el uno al otro, conseguíamos entrar en meta, situada en otra alejada y tranquila aldea. Para celebrarlo bebemos agua de coco directamente de sus frutos.
La penúltima etapa, por culpa del movimiento de los, según dicen, peligrosos elefantes salvajes, estresados por la pérdida de su hábitat, cada año producen muchas muertes entre la población local, se anticipó media hora, pero se alargó hasta los 32km. Etapa que decidimos y conseguimos seguir fuertes y acabar en poco más de tres horas, y me ponían 3º de la general, por segundo día.

Con ilusión y muchas ganas afrontaba la última etapa, llana y rápida, con unos primeros 11km muy llanos directos a Sigiriya, uno  de los sitios más espectaculares de Sri Lanka. A 4min30"/km recorría la primera parte, llegando de nuevo tercero, tras Xavi y el británico Nathan Montagne. Ahora sólo quedaba disfrutar de la subida al León, sólo andando hasta meta (por restricciones de la autoridades), en lo más alto. Así tras 22h30min y seis días de carrera, cruzaba la meta de una gran e inolvidable carrera.

No sólo contento por la experiencia, sino también por el resultado, que no me hubiera imaginado el primer día, y que gracias a mantener la cabeza fría, el autocontrol y la disciplina, me hicieron subir al podio con un tercer puesto de la general, con un podio formado por Nathan Montagne, gran corredor y persona, componente del equipo británico de carreras de montaña, y completado en segunda posición por mi gran amigo Xavi Marina, una máquina de correr en cualquier lugar del mundo y con el cual me une ya esta gran experiencia.
Sri Lanka ya es parte de mi vida, de mis recuerdos y de mis sueños cumplidos.
Desde aquí mis felicitaciones a Stefan Betzelt, director y organizador de la prueba y gran amigo y a todos los voluntarios, en especial a los burgalenses Pepe y Rodrigo.
Como no, son parte de mi triunfo, mis sponsors: las chicas de Clinica de Fisioterapia Senso, que me mimaron hasta el día previo, a Daniel de Fisiosegovia, gran profesional que me estuvo tratando con EPI para reducir una tendinitis rotuliana que pareció semanas antes.  A Land Sport, siempre ahí, y que me ha proporcionado sus estupendas equipaciones de material de secado rápido, geniales para la competición en estos climas. Gran ayuda también la de mi entrenador durante este período, David López Castán.
Mis amigas de la farmacia de Tirso de Molina, en Segovia, que desinteresadamente me han ayudado con los mejores productos. Y ahí siempre, mi familia, dándome su apoyo antes, durante y después, y que son siempre parte fundamental y pilar principal de mi motivación para estas pruebas.

A todos mil gracias por vuestro apoyo y cariño.

¡Seguimos soñando, seguimos viviendo!




domingo, 7 de febrero de 2016

Burgos Ultra Stage Race, el Camino de las Leyendas 250km



Hoy os hablo del Camino de las Leyendas, un proyecto de mi amigo Manu Pastor, corredor de montaña y ultras con una sobrada experiencia que se ha lanzado a la aventura, siempre arriesgada de montar una nueva carrera de ultradistancia por etapas, ésta en la provincia de Burgos, una zona un poco olvidada en cuanto a pruebas organizadas, y que tendrá lugar entre el 14 y el 22 de septiembre de este año.

Formada por seis etapas, cada una basada en una leyenda o hecho histórico en emblemáticos lugares de la provincia de Burgos, recorrerá 250km con más de 5000D positivos y con una meta fijada en la misma catedral de Burgos, que la hacen atractiva no sólo para corredores venidos de fuera, sino también para cualquier corredor nacional.
Cinco de las seis etapas son de distancia mayor de maratón, y la última es una pequeña etapa de 13km que sirve de colofón para la prueba.

La carrera se desarrolla en un área dentro de un amplio triángulo formado por Aguilar de Campoo, Briviesca y Burgos, además de por la distancia se me hace atractiva por recorrer una amplia variedad de paisajes, desde el Camino de Santiago con sus monasterios burgaleses, bosques de hayas y castaños, y la subida a la cima más alta de la provincia, el San Millán, a 2120m de altura, además de pasar muy cerca de la Sierra de Atapuerca y acabar atravesando la ciudad de Burgos para llegar a su impresionante catedral gótica.

La filosofía de la prueba está hecha para que el corredor se despreocupe al máximo de la logística, siendo facilitada por la organización, tanto los traslados, avituallamientos con agua y comidas tras las etapas y los alojamientos.
Con un estilo similar, y enfocadas mayormente para público extranjero que quiere venir a conocer rutas de ultratrail por España, combinadas con estancias para visitas culturales, ya hace años que tenemos pruebas como la AlAndalus Ultratrail y varias pruebas que se celebran en las islas Baleares.


Manu, director de carrera en pruebas como the Last Secret en Bután y finisher y podio en múltiples pruebas tanto en España como en otros países, es seguro de éxito para la organización de un evento de estas características, y desde aquí le deseo toda la suerte para este gran proyecto.





domingo, 3 de enero de 2016

CALENDARIO ULTRATRAIL WORLD TOUR 2016


Tercera edición de Ultratrail World Tour circuito mundial de ultras que aumenta tanto el número de carreras titulares como futuras (carreras en lista de espera para el siguiente año, pero que están ya en la lista del calendario oficial 2015).

Este año incluyen doce pruebas oficiales, de ellas, cinco son fijas, UTMB(24 agosto), Marathon des Sables(8abril), Grand Raid Reunion(20 octubre) y Transgrancanaria(4 marzo) y Western States(25 junio).

Las otras 7 incluidas titulares: Hong Kong 100 (23enero), Tarawera Ultramarathon(6febrero), Madeira Ultratrail(23abril), Ultratrail Australia(11mayo), Lavaredo(24junio), Eiger Ultra(16julio), y Ultratrail Monte Fuji(pte fecha).

Las futuribles a incluir en el circuito en 2017 serían las 100millas de Istria(15 abril), Mozart 100 (18junio), Ultratrail Harricana en Canadá (9 septiembre), Capadocia Ultra (22 octubre) y Javelina Hundred en USA (19 octubre).
De todas ellas, he corrido dos de ellas, UTMB en 2011, y Lavaredo Ultratrail 120km, en 2012. Y quién sabe si caerán algunas más de aquí a 2-4 años....si las piernas y la mente nos dejan....





domingo, 20 de diciembre de 2015

Calendario 2016 de Carreras montaña y ultras en México

Cuando aún no hemos acabado el 2015, ya se andan cociendo nuevas fechas y pruebas por todo México. Sé que sois muchos los seguidores del blog allá al otro lado del charco, y que estáis preguntando por fechas de varias pruebas para 2016. En ello estamos, nosotros también esperando a que se publiquen los nuevos calendarios.

Mientras terminan de confeccionarse los últimos detalles de estos calendarios, tanto de skyraces y ultras para este año 2016, hoy os traigo una pequeña recopilación de enlaces donde podréis encontrar la última información sobre las carreras que ya están confirmadas


Por una lado tenéis confirmada la organización del Ultratrail México Series, formado por 6 ultras, desde marzo a diciembre, que incluyen carreras más pequeñas para cada prueba.
Con una primera edición este año y patrocinado por Adidas, logró una gran participación, consiguiendo ser parte de la ITRA durante este mismo año.



Ansioso anda el personal porque salga ya a la luz el circuito Sólo para Salvajes 2016, que sigue siendo el más popular entre los corredores de trail mexicanos, por su variedad en distancias y tipos de carrera, desde los sky maratons a ultras de más 100km, por todo el país.




Final de la Triple Corona 2014


OTRAS CARRERAS DE ULTRATRAIL CONFIRMADAS PARA 2016:


BAJA ULTRA MARATÓN 4 ETAPAS 140KM...............22FEBRERO

ULTRAMARATÓN BAJA TRAIL 50K.........................20 MARZO

ULTRA RUN RARAMURI..........................................22ABRIL

ULTRAMARATÓN DE COHAUILA..............................18JUNIO

       ULTRAMARATÓN DE LOS CAÑONES.....................PTE FECHA FINAL

  






Tenemos la mala noticia que el ultramaratón Caballo Blanco ha sido cancelado para 2016...










martes, 15 de diciembre de 2015

Se acabó el año deportivo con tranquilidad y algún sinsabor....

Cuando quedan sólo unos días para finiquitar el 2015 y con la vista ya en el siguiente año, miro hacia atrás y veo como las cosas las he ido viendo de otra manera más sosegada durante este año.
Primero, porque ha sido cuando por vez primera decidí a probar a hacer una temporada entera con un plan de entrenamiento guiado, llevado lo mejor que pude, ni mucho menos al completo, por las obligaciones de trabajo y familiares, pero que he llevado con mucha ilusión y ganas por ir viendo el progreso, cuanto más porque arrancaba hace un año con molestias incesantes en la rodilla derecha, a la altura del tendón rotuliano, y que después de tratamientos, estudios y entrenamientos progresivos conseguimos dejar atrás, ya entrado el mes de mayo, seis meses después. Mucha paciencia y constancia hizo falta para no arrojar la toalla, veces y ganas no faltaron en algunos momentos de flaqueza...

Con ilusión empecé a preparar la temporada con vistas al maratón de Sevilla, que finalmente por temas familiares, me fue imposible asistir, con dorsal comprado....Empecé el año corriendo una media maratón de asfalto, Getafe, con la gripe pisándome los talones, ese mes de febrero corría la primera prueba del Circuito de carreras pedestres de Segovia, en Muñoveros, una carrera de 14km rápida y durilla, en la que acabé contento.

Allá por el mes de marzo, y con esa mentalidad progresiva que he ido manteniendo todo el año, corrí, bastante acatarrado los 50km del Genaro Trail, que finalmente no salió tan mal.. Seguí en abril, con una que le tenía ganas, pero que debido a cambio de organizadores a perdido bastante con respecto a ediciones anteriores: el Trail Guzmán el Bueno, 44km por la Sierra cordobesa, que me hicieron sufrir por la aparición de calambres desde el km 22 hasta meta...Ritmos muy altos en los primeros kilómetros me hicieron pagar luego (este error lo volvería a cometer en la ultra sierra Norte en noviembre).




Seguía entrenando, a pesar de tener que parar días debido a la rodilla, pero continuaba muy progresivo, así llegó junio y la oportunidad de correr un carrerón, reservado a personal militar y de fuerzas y cuerpos de seguridad, como es la Travesía El Escorial-Navacerrada, organizada por el C.G. del Ejército del Aire, con una señalización y organización perfecta, y 50km de pura montaña, con 2500mD+ aquí al ladito de casa. Carrera dura y divertida, que acabé como 12º con 6h15.

Llegaba el verano y las molestias parecían que se habían ido, vacaciones, entrenos más suaves y llegó el evento solidario del año, para mí, con la organización de otra cosa que tenía pendiente desde el año anterior, la Travesía Nocturna del Camino de San Frutos, 85km entre la Ermita en las Hoces del Duratón y el Acueducto de Segovia. Todo por y para el pequeño Leo y sus padres que se lo merecen todo. en un ambiente y organización de diez por parte de todos los colaboradores, Protección Civil de San Cristóbal, y el Restaurante Casares. La experiencia fue única por el magnífico ambiente solidario, deportivo y de amistad que vivimos todos los



corredores y ciclistas que se unieron a la causa. Más de 2000€ se recaudaron con este pequeño evento, seguimos sumando granitos de arena para el pequeño Leo.

Habrá carreras, pero saber que mientras corres, ayudas y haces feliz a otras personas, eso, no tiene precio y te sientes muy muy satisfecho y feliz por ello...






En septiembre, escapada al Pardo para correr un pequeño trail rápido, Deer Trail, 12km de sube-baja por el monte madrileño, que me dejó sabor agridulce, pués por 3sg se me escapó el podio de mi categoría...anécdotas de un corredor de ultras que no va pendiente nunca de contar segundos...


Entre tanto, en mayo y en octubre, dos abandonos, los dos en tierras segovianas, el trail Monumentrail, dejado por molestias en la garganta debido a una reacción alérgica que nunca había tenido y la carrera solidaria de Caja rural entre La Granja y Segovia, que tras llevar 9km preferí dejar con molestias en un gemelo, que ya llevaba arrastrando días atrás.
No me puedo olvidar de una gran experiencia montañera y deportiva como fue la carrera Desafío Urbión, 34km con casi 3000D+ en el corazón de los Picos de Urbión, lagunas, bosques de hayas, carrera dura de verdad y técnica, que conseguí acabar en buena posición y casi sin dormir la noche anterior...Un carrerón desconocido aún ysuperrecomendable.
Y llegó mi única ultra de más de 100, la Ultra Sierra Norte, no era un objetivo serio, quizás el gustillo por hacer algún ultra durante el año, ver que me había quedado después de una temporada de entrenos, correr en mi tierra, la provincia de Sevilla....pués toma zasca en toda la boca...
Estreno ultra con dorsal en mi tierra y abandono al canto. Abandono por un episodio de calambres muy intensos, que fueron imposibles de recuperar, aún tomando recuperadores, caldos y pasta en el fatídico kilómetro 77 en Almadén. La misma cabeza que tantas veces me había empujado hacia meta me decía que no debía seguir con casi 40 km por delante y otros 615km al día siguiente de carretera de vuelta a casa. Eso, y el empuje final de abandonar me lo dieron los mismos organizadores, con un nefasto balizaje del recorrido, con varias pérdidas de todos los corredores, y una ausencia flagrante de personal de carrera, voluntarios, servicios médicos, etc a lo largo del recorrido.
Al final lo que cuenta son los momentos y las personas que te encuentras en ellos

Como ya os conté en mi facebook, una decepción de carrera, que este año dejó mucho que desear, Ultratrail Sierra Norte no se merece estar de momento entre la carreras con renombre en el calendario andaluz. Espero que por parte de la organización hayan tomado nota del caos que produjeron por la cagada de señalización, falta de personal y asistencias, y elección del monótono recorrido.

Y así llegamos al punto de inicio de este post, ya con la vista puesta en 2016, con un  nuevo e importante reto para mí, que irá dedicado a los más pequeños.

martes, 8 de septiembre de 2015

III Deer Trail, un trail rápido con nocturnidad y alevosía



Revisando mi propio calendario "descubría" hace unas semanas un trail casi en Madrid capital, justo en el monte de El Pardo. Al lado de casa, inscripción normal para 12km de monte sube-baja, con el aliciente, algo distinto a hacerse con la caída del sol. Es el Deer Trail, o trail del Ciervo y que este año celebraba su tercera edición.

Con los últimos entrenos me veo bastante mejor de forma que hace unos meses y sin comparación con el año pasado. La progresión ha sido muy positiva y la verdad es que me siento a gusto y contento que es de lo que se trata. Carrera para mí, demasiado rápida y corta, sin tiempo ni para pensar ni para respirar, pero con estas es como se prueba uno y se coge esa chispa de competición que mientras que entrenas poco la enciendes.
Recorrido III Deer Trail

Me gustó el ambiente de carrera y la organización que lo tenía todo muy bien dispuesto, no así tanto y como es habitual en carreras de cualquier distancia que se celebren a 80km a la redonda alrededor de la capital de España, la cantidad de gente que había, quizás muchos movidos y animados por la novedad de correr de noche con una lucecita en la frente, y claro eso llama. Además se notaba un ambiente festivo pués también coincidía con alguna fiesta local.

La cuestión es que a las 20.30  se dió la salida a más de 800 participantes y yo con mi sobrecarga en el gemelo derecho que creía no iba a poder correr más de 500m, me fui alejando de la salida, mientras me olvidaba de esa molestia. En un segundo grupo adelante allá iba yo con ritmo contenido y hasta el km 5 no pude recuperar de la agonía de estos ritmos de carreras tan rápidas. Así desde el 6 y hasta meta pude correr a buen ritmo, en bajadas y llaneo, ya de noche, y llegar a meta con 57min y a 3" del tercero de mi categoría.
Vuelta a casa, y pensando ya en la siguiente meta, el Desafío Urbión, una carrera de montaña de las que hacen pupa, con 32km y 2.600D+ en pleno Parque natural de los Picos de Urbión y la Laguna Negra. Pero eso será ya tema para hablar a la vuelta de esta nueva aventura.







viernes, 21 de agosto de 2015

Travesía Nocturna del Camino de San Frutos, 86km para Lucha con Leo

                  


Ya hace 20 días de que tuve la gran suerte de poder volver a ayudar a la familia de Leo, el pequeño gran Leo. Gran aventura y buenos momentos los que pasamos esa noche del 1 al 2 de agosto de 2015 recorriendo el ya para mí conocido Camino de San Frutos.
Esta tercera vez fue distinto, primero porque esta vez tenia un fin solidario y segundo porque se trataba de recorrerlo de noche.


La idea de conocer esta ruta a la luz de la luna ya la tenia desde el año pasado y ya era hora de hacerlo, más aún dándole sentido solidario ayudando en lo posible a la familia de Leo en su lucha para poder curar a su hijo.
Pués dicho y hecho, el pasado junio empecé a mover esta pequeña aventura para hacerla realidad el  sábado día 1 de agosto, y Benjamín, papá de Leo y toda su familia se pusieron también manos a la obra para que la Travesía Nocturna del Camino de San Frutos fuera realidad con todos los apoyos posibles.

Finalmente el día 1, a las 21:30 de la noche quedamos junto al Acueducto, siete buenos amigos corredores y un grupo de ciclistas de los Sexmos, dispuestos para recorrer los 85 km entre la Ermita en las Hoces del Duratón y Segovia.
A las 23:45 y después de las fotos de rigor salimos en un muy buen ambiente y escoltados por los buenos amigos de Protección Civil de S. Cristóbal de Segovia nos lanzamos a correr  por las Hoces del río Duratón seguidos por la luna llena de agosto, sin prisa pero sin pausa.


Buen tiempo, buenos paisajes, buena compañía, buenos amigos, buenos apoyos y una buena finalidad,  ¿qué más se podía pedir?


Los kilómetros iban cayendo al igual que las horas, casi sin esfuerzo, ayudados por el apoyo de Benjamín, y su mujer, el equipo de P. Civil y los amigos de los Sexmos.
 Cerca de las 4 llegábamos a Pedraza, donde un socio sexmero nos tenia preparado un avituallamiento único y que muchas carreras de primera ya querrían tener. Música, bollos, caldo, café, fiambre, cocacola, agua, no faltaba de nada, incluido muy buen rollo.

Risas, charlas, bromas, un pequeño despiste en la ruta, la noche daba para todo, pero sobre todo para solidaridad. Daba gusto ver a todos los participantes llevando la camiseta de apoyo a Leo, con los sponsors que colaboraban, sobre ella.

Ultimo tramo, ya con las primeras luces, llegados a Pelayos del Arroyo, con todavía más de 30km hasta el Acueducto y las bromas y buen rollo continuaban y a buen ritmo.



Para mis amigos acompañantes, se les hizo algo más largo ese ultimo tramo, siguiendo el zigzagueante recorrido del Camino, bordeando fincas y cercados, entre bromas me tentaban con la idea de saltar vallas y acortar….pero con buen rollo los km iban cayendo poco a poco, menos los 10-11 km finales que se hicieron de rogar.
Llegados a La Lastrilla, nos esperaba Santiago Ortiz, gerente del Restaurante Casares, que había querido sumarse a la aventura, participando en la Travesía y preparando un genial desayuno gratuito para todos los participantes a la llegada.

Inolvidables recuerdos los que nos quedan de esa llegada a la Plaza de Artillería con el acueducto al fondo, como meta final, rodeado de todos los participantes y mi familia.
Lo más importante haber puesto nuestro granito de arena para seguir apoyando la recuperación del pequeño Leo, consiguiendo más de 2000€ para los tratamientos, haciendo recuperar la ilusión por seguir luchando a esta familia segoviana. Gracias a vosotros, sólo hemos hecho lo que nos hubiera gustado que hubieran hecho con nosotros en la misma situación. Gracias también a todos los colaboradores y sponsors que han ayudado a que fuera todo tan fácil: a Alfredo y todo su equipo de Protección Civil de San Cristóbal de Segovia, al club deportivo MTB Los Sexmos y a su organizador Javier Martín por su apoyo y acompañamiento con su grupo durante todo el recorrido, al Ayuntamiento de la Lastrilla por su apoyo con un todoterreno, al Ayuntamiento de Segovia a través del IMD, por ofrecernos el autobús para el traslado a las Hoces, a Mundo Laboral por realizarnos esas camisetas tan chulas en tiempo récord, sin coste alguno. Gracias a Clínica de Fisioterapia Senso por seguir siendo mi apoyo para todos estos eventos en Segovia y por colaborar solidariamente.


Cada granito de arena de cada sponsor no tiene precio para nosotros y para la familia de Leo, mil gracias.

Gracias a todos por poder haber hecho realidad este bonito proyecto de ayuda.